Acabó el primer trimestre de 2018, un periodo donde el elemento destacado es la vuelta de la volatilidad.

No siendo seguidor de tendencias macro es cierto que los niveles de valoración en USA, las subidas de tipos de interés y sobretodo el dudoso desenlace al que puedan conducir las politicas de los bancos centrales estos años invitan a la prudencia.

Éstos son días de un nuevo banquero central que cree en la prescripción del dinero ultrafácil, mayores niveles de inflación y una moneda más débil para curar los males actuales. Su medicina puede haber salvado al paciente a corto plazo, pero es adictiva, la abstinencia es mala, y, como los efectos secundarios a largo plazo son devastadores, sólo pueden recetarse para el uso a corto plazo. El problema es que no pueden admitir nada de esto abiertamente.”

–Jonathan Tepper y John Mauldin, Código Rojo.

Por mi parte trato de mantenerme alejado del ruido y seguir intentando comprar buenas empresas a precios razonables cada vez que Mr Market me da una oportunidad. 

” Bajo el principio de invertir en empresas y no en mercado, el momento de entrada se vuelve irrelevante. La pregunta no es ¿cómo te preparas para una posible caída?, la pregunta es ¿tengo el temperamento para invertir en acciones, sabiendo que éstas pueden caer? El inversor debería olvidarse de las oscilaciones diarias de mercado, las acciones suben y bajan, a veces con fuerza, es un hecho. Cuando se vende a la desesperada, generalmente se vende barato. Cuando se compra eufóricamente, generalmente se paga en exceso.

En palabras del propio Peter Lynch, “no me preparo, sigo analizando empresas”. Saber que el mercado es volátil, moviéndose de forma virulenta cada cierto tiempo, no debería de servirnos como herramienta para intentar posicionar nuestra cartera. Todo lo que se necesita saber es que dichas caídas ocurren y que no duran para siempre. Dentro de un horizonte temporal razonable, recuperaremos y ganaremos dinero. Es por eso que Peter recuerda que el órgano del cuerpo humano más importante a la hora de invertir es “el estómago y no el cerebro”. Interiorizar este hecho hace que te centres en lo realmente importante: el análisis de empresas.

Siempre hay algo de lo que preocuparse, guerras, políticas monetarias, populismos, etc. Aprender a distinguir lo que realmente importa es crucial. Deberíamos vender una acción porque sus fundamentales han cambiado a peor, no porque Mario Draghi decida subir los tipos de interés.

Sir John Templeton solía recomendar que el mejor momento para invertir era cuando uno tenía dinero, y no depender de las previsiones de caída o subida de mercado ”  Carta Magallanes Q4 2017

Con esta filosofia en mente estos meses he realizado las siguientes operaciones:

Nuevas posiciones:

  • Pequeñas entradas en Teva, Sanofi, MMA Capital, Dignity, SBUX y Argos Capital.

Aumento de posiciones:

  • Pequeñas aportaciones a los fondos Cobas Internacional, Azvalor Internacional, True Value, Magallanes European y aportación mayor a Magallanes Microcaps.
  • Aumento de posición en:      Cartera ‘Value’: Fonar Corp, Figeac Aereo, Precia, New Gold, Teekay Tankers, Babcock Intl, Discovery communications.                    Cartera ‘dividendos/B&H’: CVS, WBA, RB, NG, UU, GIS, BEN, IMB, OHI, D, KHC, MO.

Reduccion de posiciones:

  • Toma de beneficios en Mota Engil(rentabilidad superior al 100%), Sonae, Miquel y Costas y Cie Automotive (rentabilidad superior al 40%)

Venta total:

  • Zodiac aerospace (rotación a Figeac) y Express Scripts Holding (anuncio de OPA la hace llegar a precio objetivo ~50% rentabilidad)

Operaciones con derivados:

  • Venta puts TEF 7.42, ITX 23’69, REE 14.50, ENG 22 DIC18, FER 14.00 MAR19

 

 

Anuncios